Fijaciones sobre SATE: parte 2

3. Uso de arandelas supletorias: el uso de arandelas supletorias dependerá de la aplicación. Nuestros anclajes para sistemas de aislamiento térmico exterior pueden combinarse con distintas arandelas supletorias. Son fáciles de usar y se presentan en varios diámetros, colocándolas bajo la superficie de la arandela de anclaje. Dependiendo del tipo de aislamiento, elegiremos una u otra, pero siempre deberá determinar la elección el suministrador del SATE. 
Las arandelas supletorias son componentes del sistema de fijación, y por tanto, también se testean e incluyen en la aprobación del anclaje. Por tanto, los anclajes deben combinarse únicamente con las arandelas supletorias correspondientes, del mismo fabricante.

4. Determinar la longitud del anclaje: para obtener las cargas más altas posibles, es importante determinar la longitud correcta del anclaje. Deben tenerse en cuenta varios elementos:
​​​​​​​

​​​​​​​Compensación de tolerancias

Si no se especifica otra cosa, la profundidad nominal de empotramiento hnom es igual a la profundidad efectiva de empotramiento hef.

Longitud adecuada anclajes sobre SATE

h1 = profundidad de taladro
hef = prof. empotrado efectiva
hnom = prof. empotrado nominal (≥hef)
ttol = compensación de tolerancias
hD = espesor de aislamiento

1) Eventualmente las tolerancias en la fachada se compensan en el espesor total de la capa de mortero adhesivo.

En caso de que la fachada existente presente muchas irregularidades en la superficie, podría ser necesario emplear distintas longitudes de anclaje. ​​​​​​​

​​​​​​​5. Determinar el número de anclajes necesarios: debe determinarse para cada edificio individualmente. Según los estándares europeos son varios factores los que tenemos que tener en cuenta: altura, planta y perfil del edificio, cargas de viento y condiciones climáticas, entre otros. Normalmente, si la construcción se encuentra en zonas de costa, montaña o núcleos urbanos, implica unas cargas de viento significativamente más altas. 
Desde el punto de vista del sistema, el uso de anclajes se incrementa por la carga portante del panel aislante empleado y por la carga y resistencia características de la arandela, por lo que siempre habrá que seguir las instrucciones del proveedor del sistema. 
Generalmente, a mayor altura del edificio y exposición al área circundante, mayor será el número de anclajes necesario. Por otra parte, los anclajes de mejor calidad a menudo implican un uso menor por metro cuadrado, y por tanto, un ahorro en costes de material y horas de trabajo.

​​​​​​​
En el siguiente enlace puedes consultar todas las fijaciones y soluciones sobre SATE de EJOT

​​​​​​​​​⇒ Continúa la guía de fijaciones sobre SATE: parte 3

Compartir este artículo en LinkedIn ​​​​​​​