Todo el mundo conoce los autotaladrantes de EJOT
Pero ¿sabes cómo se fabrican?


Tomando como ejemplo el ya conocido tornillo bimetálico, te mostramos como se fabrica un tornillo autotaladrante EJOT en unos pocos pasos. 

1er Paso: 
Como material base se necesita un cable de acero inoxidable, el cual se endereza y se corta en función de la longitud que necesitemos.  


2º paso: 
El cable se comprime por la técnica de forja en frío


3er paso: 
… dando la forma deseada a la cabeza del tornillo. En este caso, se le da forma hexagonal.


4º paso: 
Al tratarse de un tornillo bimetálico, se compone de dos partes. La parte superior del tornillo está hecha en acero inoxidable (A2 o A4), de manera que queda protegido contra la corrosión y puede ser usado en zonas húmedas. La parte inferior, donde formaremos posteriormente la punta de taladro, está hecha de acero al carbono endurecido que, frente al acero inoxidable, presenta la ventaja de poder perforar estructuras de acero con facilidad. 


5º paso: 
Soldamos ambas partes de manera que quedan unidos formando un solo elemento. 


6º paso: 
Después, se lleva a cabo la formación de la punta de broca o punta de taladro. A ese proceso se le conoce como “pellizco”. 


7º paso: 
La rosca del tornillo se crea mediante matrices de laminación. Se trata de un proceso de formación, no se desperdicia ningún fragmento.  Ahora tenemos el tornillo en su forma final. 


Estos son, de manera simplificada, todos los pasos de producción de nuestros tornillos autotaladrantes de la gama SUPER SAPHIR.

Una vez terminado el tornillo, se somete a diversos tratamientos que mejoran sus prestaciones. Por ejemplo, aplicamos sobre el tornillo un ligero cincado que lubrifica el paso del tornillo a través del material, evitando que gripe el acero inoxidable y el galvanizado de la subestructura.

Si quieres saber más sobre nuestros autotaladrantes haz clic aquí