Faros LED inteligentes

Altracs® Plus - Micro Adjuster de EJOT

Que se haga la luz, y la luz se hizo

Para los primeros coches con motor de combustión a finales del siglo XIX, la iluminación no era tarea fácil. Como primera solución se utilizaron velas y/o lámparas de carburo, sin embargo, estas consumían mucho gas y suponían una amenaza constante por riesgo de incendio. 

La conocida como “Luz de Bosch” fue lanzada al mercado por la marca Bosch en 1913 y trajo consigo la introducción de la luz eléctrica en los coches. Por primera vez los faros del coche funcionaban con un generador, que más tarde se convertiría en un alternador

Más tarde llegaron las Bombillas Billux desarrolladas por Osran a mediados de los años 30. Por primera vez una bombilla con dos filamentos se insertaba en el reflector de los faros. Esta tecnología se convirtió en el estándar hasta finales de los 60.  

Finalmente, en 1965 los faros halógenos conquistaron el mercado, con una bombilla para las luces cortas y otra para las luces largas. Este hecho tuvo lugar hace ya 50 años y todavía hoy hay muchos coches que utilizan este sistema de iluminación. Más adelante aparecieron las luces de Xenon (1991), pero también fueron sustituidas por la última innovación en tecnología de faros para vehículos: las luces multi-LED, que llegan a partir de los 2000.


Faros multi-LED

La última generación de faros multi-LED hace que la conducción sea más cómoda y sobre todo más segura.
Durante años, los fabricantes han estado trabajando en sistemas de iluminación que de forma selectiva iluminan el entorno. Para proporcionar siempre la máxima cantidad de luz, se han desarrollado unos faros con iluminación permanente que no deslumbran y funcionan de manera automática, es decir, las nuevas luces de posición. Con este último desarrollo técnico, el uso de las luces de posición por la noche ha ido aumentado progresivamente. 

Faros que reaccionan en un abrir y cerrar de ojos y que se adaptan automáticamente a la situación y que bloquean la luz hacia los otros vehículos que vienen en dirección contraria, pero a la vez iluminan el resto de la carretera.  Además del apagado y encendido automático de las luces, también hay faros que, con ayuda de una cámara, pueden atenuar la intensidad de la luz de estos hacia las señales de tráfico o el suelo mojado, evitando deslumbramientos. 

Los sistemas inteligentes de alumbramiento proporcionan un beneficio muy significativo en lo que se refiere a seguridad, especialmente por la noche. Estadísticamente, los accidentes de tráfico que se producen de noche tienen una gravedad superior a la media, ya que 6 de cada 10 muertes ocurren bajo estas circunstancias.

Mientras tanto, los progresos técnicos avanzan con rapidez. Los faros de los nuevos vehículos no solo iluminan la carretera, sino que además analizan el tráfico y el tiempo y se ajustan de acuerdo a cada momento. Eso es gracias a un chip LED que es capaz, por primera vez, de controlar los 1024 puntos de luz LED (píxeles LED) de manera individual. Además, gracias a su reducido tamaño de tan solo unos pocos milímetros, no es más grande que una uña. Lo cual es muy importante y más especialmente para los fabricantes de coches. 

El chip fue desarrollado por investigadores que se encontraban trabajando en el Proyecto “μ-AFS” el cual forma parte del “Photonic Research Germany”, programa de apoyo del Ministerio Federal de Educación e Investigación alemán. 


Tecnología Digital Light

Faros Inteligentes LED

El fabricante de coches Daimler ha desarrollado la tecnología llamada “Digital Light”, que proyecta símbolos, avisos o flechas de navegación en la carretera. “En cada faro hay chips con más de un millón de micro espejos, un total de 2 millones en total por vehículo. Los sistemas de cámaras y sensores de abordo reconocen a los otros usuarios en la carretera y envían esta información a potentes ordenadores de análisis de datos, analizando la información y los mapas de navegación digital en milisegundo, y dan a los faros el comando para ajustar mejor la luz a cada circunstancia”. En este caso, la ingeniería de luces es como un cine en la carretera. 
 


El papel de EJOT: el Micro Adjuster

En los últimos años EJOT ha estado presente en el desarrollo de las luces de vehículos con innovadores sistemas de fijación y ajuste. Para asegurarse de que las luces de los faros funcionen con precisión, estas deben de estar alineadas entre sí y a su vez con la carcasa del faro.

Para este propósito, la colaboración de EJOT y Asyst Tecnologies ha dado como fruto el desarrollo del Micro Adjuster: al contrario que otras tradicionales soluciones de montaje, el Micro Adjuster reduce el tiempo de instalación gracias a su manejo sencillo, minimizando además el número de desechos. Es una solución segura que cumple con los altos requerimientos de calidad técnica. Además de poder utilizarse en los faros del coche, también se puede utilizar en radares móviles u otras aplicaciones automotrices y no automotrices.
Una solución fiable que reduce además los costes totales. 

El Micro Adjuster está formado por los tornillos de cabeza redonda EJOT ALtracs® Plus y un elemento de plástico premontado, basado en el principio de diseño a presión. En el juego entre el tornillo y la pieza plástica, el Micro Adjuster funciona además como un compensador de tolerancia multiaxial. Además, el sistema Micro Adjuster tiene la opción de añadir un enchufe esférico compatible, proporcionando una compensación de tolerancias extra, con un sistema de montaje simple de “enganche”.

MicroAdjuster ALtracsPlus

Más información aquí





Texto original: Thomas Birkelbach