Acero inoxidable vs. aluminio:


Adrian Muskatewitz, del equipo de investigación del Instituto Passivhaus en Darmstad responde a 3 preguntas clave en relación con la elección de acero inoxidable o aluminio. 


1. Los puentes térmicos en fijaciones de fachada son un factor importante a tener en cuenta, entre otras cosas, debido a los requerimientos del "Energy-Saving Regulation". ¿Por qué no es solo el espesor del aislamiento lo que influye en las pérdidas de calor a través de la fachada?


Los requerimientos de calefacción para un edifico están hechos para las pérdidas de calor a través de la ventilación, infiltración y trasmisión, así como las ganancias internas (p.ej. a través del calor humano), y solares a través de componentes transparentes, como las ventanas. Además de la estanqueidad, un diseño compacto, el uso de sistemas de recuperación de calor y una apertura solar que permita altas ganancias solares durante periodos de calor, la calidad térmica de la superficie de la envolvente del edificio es extremadamente importante para la demanda de calefacción. 

Como resultado, debemos buscar el coeficiente mínimo de transmisión (U value in W/m2K). Las fachadas ventiladas son especialmente susceptibles a los efectos de los puentes térmicos, lo que puede conllevar fácilmente a doblar el valor regular de U. ¿Esta diferencia se define como un coeficiente de corrección del puente térmico? ΔU [W/m²K], y es la suma de los coeficientes de pérdida de puente térmico lineal y puntual debido a los anclajes de fachada y a los elementos de soporte. 


2. El Instituto Passivhaus certifica fijaciones de fachada que se usan en fachadas ventiladas. ¿Qué es lo que investigáis y con qué fin?


Determinamos los coeficientes de pérdida de los puentes térmicos de la subestructura usando un simulador tridimensional de flujo de calor FEM. Al mismo tiempo, el fabricante elabora los planes de instalación de un edificio de referencia, así como las verificaciones estáticas. Los valores límite dependientes del clima se definen en función de la carga muerta de la fachada y se requieren para su uso en casas pasivas, teniendo en cuenta los requisitos de eficiencia, confort térmico e higiene, así como la ausencia de daños estructurales. Dicho de manera más simple, los puentes térmicos deben poder compensarse en términos de energía, sin afectar al confort térmico. Los componentes certificados de las casas pasivhaus tienen coeficientes de corrección de puente térmico permisibles de 0,00 (en su mayoría materiales no metálicos) - aprox. 0,03 W/m²K (alta capacidad portante).


3. Se usan diferentes materiales para las subestructuras de fachada, que van desde aluminio, plástico o acero inoxidable hasta fibras de vidrio. ¿Podrías explicar las ventajas e inconvenientes de cada material desde tu experiencia - especialmente con respecto al balance energético?


Cada material tiene unas propiedades específicas, precio, procesabilidad, protección contra el fuego y cargas portantes. Durante los últimos años, las soluciones hibridas han ido ganando importancia en el mercado, así como el uso de separadores térmicos de aluminio y perfiles de soporte de acero. La conductividad térmica del aluminio es aproximadamente de 160 a 250 W/mK, mientras que la del acero inoxidable es aproximadamente de 13 a 17 W/mK.

Esto significa que incluso solo la elección del material implica resultados diferentes. En general, los materiales con baja conductividad térmica, bajos requerimientos de espaciado, y alta capacidad portante, dan los mejores resultados gracias a la reducción del uso del número de fijaciones.

Por otro lado, los perfiles angulares y sistemas de varillas facilitan la creación de envolventes térmicas a prueba de viento. 

Artículo original: Revista "Moment" del grupo EJOT.

Acero vs aluminio estandar passivhaus

La imagen demuestra la influencia de la subestructura en el coeficiente de transmisión de calor a la fachada. Una instalación con anclajes de aluminio (1 punto móvil y un punto de anclado cada uno/m2) duplica el valor de U de la fachada.
Los valores límite del "Energy-Saving Regulation" son aquellos únicamente alcanzables con un espesor muy fino, ya que las pérdidas por puente térmico deben ser compensados por el espesor del aislamiento.
Esto no es eficiente, por tres razones: 1) Pérdidas de calor directas debido a los anclajes de fachada, 2) inversión inicial más fuerte para compensar el aislamiento y 3) la perdida de espacio debido a estructuras de pared más anchas.
Por lo tanto, debemos prestar atención a la fase de planificación para diseñar unos muros o paredes lo más finos posibles con la mínima pérdida de calor. Esto solo es posible si el coeficiente de corrección del puente térmico es bajo.



Acero vs aluminio estandar passivhaus